martes, 31 de mayo de 2011


Puesta de sol con el Burj Al Arab inclinándose, Dubai, 2007.



1

Hace algunas semanas se pudo ver a Jorge Sanz, el actor, en un bareto del barrio, a pie de calle, mientras una mujer le grababa con una cámara de vídeo él hablaba con la gente. Parecía que aquello formaba parte de un documental. Cuando yo era niño, vi a ese hombre de niño encarnando a Conan The Barbarian de niño. Recuerdo perfectamente la escena en que sale empujando el tronco de un molino. En esa metáfora giratoria se cuece el futuro guerrero indestructible, bruto y borderline, capaz de darle un puñetazo en la cara a un camello, y tratar a una mujer desnuda como a un tractor.


2

En una isla africana, los vuelos charter llegan directamente a escasos kilómetros del resort. Alrededor no hay nada más que roca y desierto y un horizonte que te devuelve la mirada. Un africano se ducha desnudo con un cubo, mientras los buses llenos de turistas pasan a su lado y él saluda. Las cabras hacen una carrera hasta la cresta de hierba más sana, en sus ubres quizá viaje el bosón de Higgs sin que ellas lo sepan, mientras el pastor duerme con su perro que duerme con su inconsciencia. El paisaje a los lados del camino va irguiéndose a ojos del extranjero como los libros para niños en que pasas páginas y se levantan los árboles, los animales o las casas.


3

Me quedó claro que el océano también sueña al ver un documental de peces abisales. Cada vez que salía una especie diferente avivaba más mi curiosidad, mandíbulas gigantes, lamparillas en las cabezas y en las lenguas, medusas con trajes de luces… Hubo una particularmente que me llamó la atención, dónde la hembra es mucho mayor que el macho, en un determinado momento éste se adhiere al cuerpo de la hembra, y nunca más saldrá de ahí, se convertirá en un apéndice lleno de esperma que la hembra usará a su antojo. No será más que un objeto de ferretería sordo en el centro del universo.


4

En una ilustración de ciencia ficción antigua, unos astronautas con bigote observan con terror desde su nave vintage, como un conejo gigante se come un planeta. Van vestidos con unos trajes rojos, con un diseño muy raro, a qué tipo de sastre podría ocurrírsele algo así?. El conejo de un color casi rosa, se está acabando de comer el planeta, goza mucho, es tanto de su agrado que le moquean unos rayos láser diagonales de la nariz. Los astronautas se miran y deciden volver a casa. El conejo les ve alejarse y se duerme.


5

Todo los vecinos ya tienen cortinas, estores, toldos, persianas y contraventanas, no hace falta que tú te pongas nada para que no te vean dentro de tu casa si ellos ni siquiera pueden ver fuera de las suyas, y la otra era que con la llegada del homo-sapiens todo carece de sentido. Estas dos cosas pensaba un hombre rico que tiene las paredes forradas al 100% con enchufes. De los cientos de miles que hay sólo uno no funciona, y cuando lo encuentre, lo pintaré de azul y el Burj Al-Arab será la nueva Torre de Pisa, dice.

2 comentarios:

Josep Fábrega Agea dijo...

El pez nº tres representa a muchas mujeres casadas.

ellobohombre.blogspot.com dijo...

Al fin y al cabo todos venimos del mismo sitio.