miércoles, 3 de diciembre de 2008

A tiro limpio


Imagináis ir por París, contentos por estar en París, ver las palomas que de repente salen volando, girarse y ver esto en silencio:

3 comentarios:

Emma dijo...

El seria, para mi, el chaval del pupitre de atras, siempre solo con algun libro de Julio Verne, el pelo revuelto y sucio porque su madre no tenia tiempo para asearle. El chico raro, con las narices llenas de mocos. Para mi ese hubiera sido, si el hubiera ido a mi clase, claro.

Javi Saguillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javi Saguillo dijo...

Y así era yo, cambiando lo del libro de Julio Verne por un álbum de la NBA, y el pelo revuelto y sucio, por liso y rubio. Tampoco tenía mocos y todavía no era demasiado raro. Me sentaba delante, pero ése era yo.